Las excusas que me impiden lograr mis objetivos. 

Uno de los obstáculos más grandes que tenemos para lograr nuestros objetivos o ponernos en marcha con nuestras tareas somos nosotros mismos. Nos compadecemos de nosotros mismo y nos justificamos para no hacer lo que tenemos que hacer. 

Te voy a resumir en este artículo algunas de las excusas más comunes y te compartiré cuáles se presentaron en mi caso. Por supuesto, también te voy a contar lo que me ayudo. 

No sé cómo hacerlo

Nunca en la historia de la humanidad habíamos tenido tanto acceso a tanta información, decir que no tengo el conocimiento puede ser cierto, pero, al final la excusa no es válida porque podemos entrar a internet y simplemente buscar cómo hacerlo. 

Por otro lado, en la internet podemos encontrar un curso de cualquier cosa, desde una sencilla receta de huevos fritos hasta un robot con inteligencia artificial.  

Hay algo que es más importante que el conocimiento y es ponerse en acción, al dar el primer paso tendrás que dar el segundo y una cosa te lleva a la otra. 

Mucho conocimiento con poca acción 

Soy una persona que por lo normal me gusta estar capacitado y entendido para cualquier proyecto que quiero emprender, esto es bueno, pero no lo es cuando te dispersas y pierdes el enfoque. 

Me ha pasado que simplemente quiero un curso básico sobre un tema en específico y termino tomando otros cursos, bien para profundizar tú sabes, del básico quieres el intermedio y luego el avanzado. 

Solución: enfoque en el resultado.  

Después de haber perdido tanto tiempo en tantas capacitaciones me he dado cuenta de que no he avanzado nada, en alguno de mis proyectos he tardado años. 

Ser consciente de esto me ha llevado a simplificar y ahora entiendo que lo más importante es actuar, ya con la práctica y la experiencia iré adquiriendo más conocimiento. 

Tener todas las herramientas no es necesario 

Otra de las excusas que me estaba demorando en el arranque de mis proyectos era el deseo de tener todas las herramientas, por ejemplo, para tener un canal de youtube o un podcast necesitas algunos equipos tecnológicos para lograrlos: una cámara, micrófono, computadora, software y otras cosas más. 

Lo cierto es que con un smartphone puedes tener el mismo resultado, quizás no con la misma calidad, pero al final tendrás el mismo resultado. 

Nuevamente, aquí la solución es ser práctico, simple y enfocado en el resultado. Este articulo lo estoy escribiendo con la licencia gratis de Word, la que viene con limitaciones, pero con todo lo que necesitas para escribir. 

Este principio de ser práctico y enfocarse en el resultado aplica a cualquier objetivo que quieras conseguir, debes ser practico y empezar con lo que tienes. 

No sé por dónde empezar 

en mi caso que es crear contenido me pasa que tengo muchas ideas anotadas de artículos vídeos y podcast que podría desarrollar. El problema de tener tantas opciones es que te abrumas y no sabes por dónde empezar. 

¿Qué me funcionó? Me tomó un tiempo resolverlo, pero finalmente lo logré, simplemente organicé todas mis ideas en categorías y escogí lo más fácil, lo que más me gustaban. luego les di un orden y me propuse simplemente empezar, nada más, este artículo es el resultado de eso. 

Todo perfecto y de aspecto profesional 

Que algo quede perfecto y tenga un aspecto profesional no tiene nada de malo, pero algo que aprendí en algunos libros es esta frase que quizás hayas escuchado “mejor hecho que perfecto”. 

El problema de esperar que algo sea perfecto o de aspecto profesional es que te tomará mucho tiempo, sobre todo cuando estás empezando. 

Aquí la solución como la he repetido en los párrafos anteriores es ser práctico simple y enfocarse en el resultado. Aquello de perfecto y de aspecto profesional lo podrás conseguir en la medida en que ganes experiencia, tengas mejores herramientas y más conocimiento del tema. 

Mientras yo perdía tiempo buscando lo necesario para crear contenido, otros simplemente lo hacían y hoy están en otro nivel. 

No me mal intérpretes, un trabajo profesional y perfecto es bueno y la gente lo va a querer, lo quiero dejar claro, es que se vuelve en tu contra cuando estas en cero. 

No tengo tiempo

Si eres como yo que tengo un trabajo a tiempo completo y quieres dedicarte a tus proyectos personales, tendrás que manejarte muy bien con tu tiempo. 

Una de las cosas que tienes que tener presente es que todos tenemos el mismo tiempo, de tal manera que la excusa “no tengo tiempo” hay que sacarla de nuestro Mindset.  

Algo que me ayuda a administrar mi tiempo es verlo como si fuera dinero en efectivo, de tal forma que soy duro para gastarlo en cosas que nada me aportan. 

Toma papel y lápiz, calcula con cuanto tiempo cuentas y destina un bloque de tiempo a tu proyecto. Si todos los días sacas solo 15 minutos, a la semana serán casi 2 horas, justo lo necesario para comenzar y tomar el ritmo. 

Mira mi articulo “Deja de usar la falta de tiempo como excusa para lograr tus objetivos

El entorno no es ideal 

lastimosamente el entorno condiciona mucho tu productividad organización y creatividad, pero si no es el mejor para lograr tus objetivos, de malas tendrás que trabajar en ese entorno al menos por ahora. 

En mi caso particular, por ejemplo, el entorno influye mucho en la calidad del contenido, sobre todo cuando grabas sonido, si es un entorno ruidoso ya sabes que el resultado será malo. 

La solución en mi caso es trabajar en el cuarto más silencioso y a la hora en que nadie está despierto ¿podría ser a las 5:00 h de la mañana? 

¿Qué me ayudó a dejar de lado las excusas y comenzar? 

  • Tener una visión clara de lo que quiero conseguir. 
  • tener objetivos específicos para lograr mi visión ser realista y hacerlo fácil. 
  • Ser minimalista, trabajar con lo que tengo a la mano. 
  • Tener conciencia de mi dispersión y las cosas que me roban tiempo. 
  • y la frase reina: “Es mejor hecho que perfecto”.